En los primeros meses del 2017, Kaspersky llegó a detectar más de 7.000 muestras diferentes de malware cuyo objetivo fueron los dispositivos IoT conectados a Internet, 74% más que la cifra detectada de 2013 a 2016.

De acuerdo a Gartner, hoy en día hay más de 6 mil millones de dispositivos conectados en el planeta, entre aparatos domésticos, monitores de bebe, televisores, teléfonos, refrigeradores, termostatos, brazaletes fitness entre otros.

En el campo colombiano existe una marcada limitación en torno al acceso a asistencia técnica. Sólo el 10% de las unidades productivas agropecuarias (UPA) cuentan con asistencia técnica. Por otro lado, el uso y aprovechamiento de la TICs en el sector agrícola colombiano es bajo. Qltivo es una aplicación móvil novedosa con base científica, que permite el acceso a asistencia técnica a la población campesina.

Qltivo está disponible para su descarga desde Google Play con un aplicativo móvil “Qltivo Experto” para los profesionales del agro y “Qltivo productor” para agricultores.  Para más información, consultar o solicitar a través de la página web https://qltivo.com.

La facturación electrónica continua avanzando en su implementación y las empresas deben prepararse para llevarla acabo.  En ISL estamos trabajando para brindar a nuestros clientes los servicios necesarios para su uso.  

 
En el documento anexo, la DIAN nos cuenta los avances y estado de facturaciòn electrónica y da respuesta a las inquietudes más comunes como por ejemplo,  A partir del 01 de enero de 2019, ¿qué pasará con los documentos equivalentes a la  factura y la factura electrónica?  

Sin perjuicio de la obligación de facturar electrónicamente por parte de los responsables del IVA y el Impuesto Nacional al Consumo, el Gobierno Nacional podrá reglamentar la factura de venta y los documentos equivalentes, indicando los requisitos que deban aplicarse para cada sistema de facturación, o adicionando los que considere pertinentes, así como señalar el sistema de facturación que deban adoptar los obligados a expedir factura de venta o documento equivalente. Ver documento completo aquì.

La seguridad digital puede ser una preocupación posterior a un ataque, pero para ese momento usted o su empresa pueden haber perdido información clave o su reputación. Por eso es ideal que la conversación y las acciones para asegurarse empiecen desde ahora.

Se consideran como ataques cibernéticos desde la obtención de información personal para fraudes financieros, hasta la denegación de acceso a los servidores de una compañía para paralizar sus actividades.

Los riesgos que enfrentan las compañías que tienen presencia en internet y que no cuentan con herramientas de protección ante ataques cibernéticos van más allá del negativo efecto a su reputación o la pérdida de información valiosa. De acuerdo con el Reporte Anual de Seguridad Cibernética 2017 de Cisco, el año pasado una tercera parte de las organizaciones que sufrieron un ataque perdieron clientes, oportunidades de negocio e ingresos. 

El informe destaca que los jefes de seguridad de las empresas “citan limitaciones presupuestarias, mala compatibilidad de los sistemas y falta de talento capacitado como los obstáculos más grandes para avanzar en sus estrategias de seguridad”.

Las pymes subestiman ciberamenazas: Según el informe IT Security Risks Report 2016 de Kaspersky Lab, sólo el 36% de las empresas relativamente pequeñas (50 empleados o menos) se preocupa por los descuidos de su personal que pueden conducir a un ciberataque.

La falta de información o el descuido del personal, al usar de forma inapropiada los recursos de TI y poner en peligro la ciberprotección de una organización, pueden perjudicar a las empresas de cualquier tamaño. Según la encuesta, las acciones de los empleados se encuentran entre los tres principales desafíos de seguridad que hacen sentir vulnerables a las empresas en el mundo. Más de la mitad (61%) de las empresas que experimentaron incidentes de ciberseguridad en 2016, admitió que el comportamiento negligente y poco informado de los empleados ha sido un factor contribuyente.